HISTORIA DEL CLUB ESCUELA DE PIRAGÜISMO ARANJUEZ

De Historia del Club Escuela de Piraguismo Aranjuez
Saltar a: navegación, buscar
LOS INICIOS DEL PIRAGÜISMO EN MADRID


Un grupo de jóvenes amantes de la naturaleza y la montaña, guiados por su sueño de recorrer los ríos de España en piragua, aúnan fuerzas y consiguen traer a nuestro país, esas barcas especiales, llamadas canoas. Aquél espíritu que se fraguó en los bosques de Valsaín, en la sierra de Madrid, dio lugar en 1928 a la formación de un club dedicado al canotaje y al montañismo. (publicado en la tesis PATRIMONIO HISTORICO ESPAÑOL DEL JUEGO Y DEL DEPORTE: REAL CANOE NATACION CLUB de Cristina Ortiz Dumas en 2012. [2] )

Después de varios meses de gestiones por parte de todo el grupo, reuniendo el dinero preciso para hacer frente al pago, se recibió de Canada una piragua especial para descensos por río que en su voluminoso embalaje ponía una palabra que era la premonición de la creación de una sociedad deportiva: <<CANOË.>> En aquella primavera de 1928 se acababa de crear un club dedicado al canotaje y al montañismo que se llamaría: CANOË CLUB. (del libro Real Canoe Natación Club, UNA FORMA DE VIDA, de Juan Gil Sabio.)

En el periódico La Libertad de Madrid del 2 de mayo de 1931 en la pagina 6. En el apartado de Náutica y titulado: Canoe Club

Se informa de la organización de un gran festival-náutico con concursos de natación, remo y emocionantes carreras de canoa con motor en la borda. Y aprovechando las festividades de estos días se hará una bonita excursión de piraguas, organizada por importantes elementos del Canoe para hacer camping.

Montaran las piraguas en Algete, pasando por Paracuellos, San Fernando, Mejorada, Arganda, San Martin de la Vega, Titulcia y Aranjuez, donde dejaran el Jarama, entrando en el Tajo y Acacia, rendirán viaje en Toledo. En total el recorrido es de 135 kilómetros.

Este amplísimo programa de Camping, combinado con piragüismo, promete ser interesantísimo.


Publicado en el As de Madrid el 26 de julio de 1932, en la pagina nº 20 con el titulo Actualidad del deporte en Madrid.[3]

Pie de foto= En el "mar" nocturno del retiro. Carreras de piraguas durante el festival náutico de la verbena de Bellas Artes. Foto: Marina



Pie de foto= Por el Tajo en piragua, de Aranjuez a Lisboa. James Craworf y Grahame Wittaker, estudiantes escoceses parten del ex Real Sitio para esta interesante proeza náutica. Foto: Marin


Nota: En el periodico Ahora Madrid del 7 de agosto de 1932: En Toledo los palistas escoceses abandonan. [4]


La Voz (Madrid). 19/4/1935, página 6.[5]

Un antiguo y excelente deportista, D. Santiago López-Maroto, nos escribe una atenta carta, en la que manifiesta que, contra lo que se decía en un suelto que publicamos, [6] y que nos mandó el Canoe, no es la primera vez que se va a Talavera en piragua. Este recorrido hasta Toledo, lo han efectuado varias veces los señores García Serrano, Parra, López Yarto, Avila y nuestro comunicante y su señora, saliendo de Paracuellos, Torrelaguna, Trillo y presa de Bolarque.

Y terminando no en Talavera sino en Puente del Arzobispo, lo han hecho Lopez Maroto, Regoyos y Garcia.


El Sol (Madrid. 1917). 26/5/1935, página 6. Llegan a Lisboa los españoles que han hecho el viaje en piragua por el Tajo.[7], y en La Voz (Madrid). 25/5/1935, página 8.[8]

Acaban de llegar a Lisboa los deportistas españoles Ernesto Vázquez y Emilio Redondo, que desde Talavera de la Reina han hecho el viaje en piragua por el Tajo. Pernoctaron en la finca del ganadero Palha, en Villafranca e iniciaron la ultima etapa de su hazaña a las nueve de la mañana.

A su encuentro fueron la flotilla del Club Naval y un vapor con varios deportistas portugueses y españoles de la colonia.

En el club eran aguardados los directivos y representantes de la Embajada y del Consulado de España y varias personalidades españolas, entre ellas el general Sanjurjo.


La Voz (Madrid). 6/6/1935, página 10. El manzanares Navegable. De Madrid a Talavera en piragua. [9] tambien en el El Heraldo de Madrid. 22/5/1935, página 14. [10] y La Tierra (Madrid). 21/5/1935, página 4.[11]

Los hermanos José y Vicente Castilla, pertenecientes a la Peña Aguaisol, del Canoe, que han efectuado la "hombrada" de ir a Talavera en una de estas frágiles embarcaciones siguiendo el curso de los ríos Manzanares, Jarama y Tajo. En total, 285 kilómetros, que han cubierto en seis días.

Salimos el jueves día 16 de mayo a las ocho de la mañana, desde el puente del ferrocarril situado en la barriada de la China. Como tuvimos la suerte de que por la lluvia caída, en días anteriores el Manzanares iba crecido, nos fue relativamente fácil la marcha durante los veintinueve kilómetros que hay hasta el Jarama. En este río fue aún mejor la navegación, por su mucha corriente. Llegamos este día a San Martín de la Vega, donde hicimos noche. Y ya por el Tajo, pernoctamos por orden de llegada en Aceca, (Algodor), Toledo, Casa de Torralba. Presa de Granosilla y Talavera, adonde llegamos el martes.

Fuimos recibidos por los directivos y socios del Club Canoe, filial del de Madrid.

Para nuestra excursión han prestado una gran ayuda los planos facilitados por el director y el secretario del Instituto Geográfico y Catastral, a quienes rogamos manifiestes nuestro agradecimiento, Y quisiéramos que incluyeras en este párrafo de gracias a la casa Goyoaga, de Deusto, que, en un rasgo deportivo, nos facilitó gratuitamente la piragua de construcción excelente.


PUBLICADO EN EL "AS DE MADRID" EL 11 DE NOVIEMBRE DE 1935


Fotografía de Navarro del club Natación Aranjuez en la finca de El Cercado la actual Piragüera, publicada en la ultima pagina del periódico deportivo AS de Madrid.



Esta fotografía de Navarro de los palistas del Club Natación de Aranjuez en la finca "El Cercado" la actual piragüera, publicada en la ultima pagina del periódico deportivo AS de Madrid, junto a otras de equipos de fútbol y rugby de ámbito nacional, el 11 de noviembre de 1935, bajo el titulo "CENTENARES DE EQUIPOS JUEGAN CADA DOMINGO" documenta el relato que ha continuación nos hace Benito Banegas Banegas de la practica de este deporte en Aranjuez antes de la guerra.

Nos llama la atención el que en esta sección del periódico que se puede ver en otros ejemplares y por tanto es habitual, se incorpore un equipo con nueve palistas y que ademas se indique al pie de la foto= El notable equipo del club Natación de Aranjuez.

Enlace a la pagina del ejemplar del AS de Madrid de fecha 11 de noviembre de 1935 en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional:[12]


NOTAS: En este mismo año 1935, en la publicación FARO GUIA DE MADRID Y SU PROVINCIA en la pagina 136 de la sección dedicada a espectáculos y deportes se recoge la existencia en Aranjuez dentro de la Federación Castellana de futbol en la 2ª categoría grupo preferente:

-La Sociedad Recreativa “El Ancora” con domicilio en Mataderos 2 Aranjuez y la Sociedad Deportiva Aranjuez.

Enlace a la pagina del ejemplar FARO GUIA DE MADRID Y SU PROVINCIA en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional:[13]





BENITO BANEGAS BANEGAS, "Remar después de la guerra".

Nota de redacción: Transcripción del artículo publicado en el semanal Cuatro Esquinas el 9 de octubre de 1998 por la redactora Mercedes Santos.

Antes de que iniciara su actividad el Club Piragüismo Aranjuez hace 26 años, muchos vecinos ya habían hecho sus pinitos por el río. Desde las canoas de madera forradas en tela de los años antes de la guerra civil a embarcaciones metálicas de más de 40 kg de peso de los años 40. Incluso hubo competiciones. Benito Banegas Banegas, fue el ganador de la primera competición piragüistica celebrada en el Tajo. Aquello ocurrió en el año 1945.

Mercedes Santos:Antes de la guerra ya había piraguas por el río. Yo era un niño en aquellos años, pero recuerdo haberlas visto. Se parecían a las de las películas de los indios. Tenían forma de canoa y llevaban una estructura de madera con una tela impermeabilizada. Eran difíciles de manejar y tenían poca estabilidad. En aquellos años 30 la gente utilizaba mucho el río. Se iba a bañar a una playa que había cerca de la Pavera. Después durante la guerra dejaron de verse” Nos cuenta Benito Banegas, un ribereño, que lleva toda su vida fuera de Aranjuez, pero que sigue recordando con toda claridad como eran aquellos años, y como los vivió junto a varios amigos remando por el Tajo, donde ganó la primera competición de remo celebrada en el año 1945.

Tras la guerra, Benito ya adolescente, también gustó de remar. Junto a su amigo Santiago Lopez disfrutaba explorando un cauce hasta ese momento bastante salvaje. Un señor que conocían, Luis Moreno, hizo de mecenas con ellos y les construyó unas piraguas diferentes a las existentes hasta esa fecha. “Se le ocurrió la idea de forrarlas con cinc, eran metálicas y reunían muchas más condiciones, eran más aerodinámicas que las anteriores y más rápidas” Comenta Benito, aunque sin tener nada que ver con las actuales. “Luego llegó el plástico que fue una maravilla y todo cambió. Las que teníamos nosotros pesaban más de 40 kg y había que arrastrarlas entre dos. Las teníamos casi siempre dentro del agua porque era imposible sacarlas” dice entre sonrisas. Benito se acuerda que cuando tenían que guardarlas en invierno lo hacían en unos hangares como astilleros que había junto a la Casa de Marinos. “Estos hangares llegaban hasta la orilla del río y tenían pendiente para poder subir las embarcaciones. Aquí se guardaba la flota real del Tajo y se reparaban los barcos. También había algunas naves en la hípica y el camping”

Articulo original. "Benito Banegas Banegas. Remar después de la guerra".



En aquellos años 40 los ribereños que se atrevían a remar no eran tantos como ahora y tampoco llegaban muy lejos, normalmente hasta la Casa del Labrador. Benito con su “aerodinámica” embarcación de cinc decidió investigar por su cuenta y subir río arriba. “El río era entonces una maravilla. Se podía incluso beber el agua. No había tanto caudal como se cree, porque había muchos años de sequia y luego venían de golpe las inundaciones. Era un cauce muy irregular al no existir embalses reguladores. La vegetación estaba salvaje. Los arboles se cruzaban y formaban un túnel por el que ibas navegando. Había tantas bandadas de patos que en varias zonas parecía que el río terminaba. Cuando te acercabas levantaban el vuelo y tapaban el sol. Conseguí llegar hasta el Embocador, algo inaudito para entonces” En el año 1945 tuvo lugar una carrera. “No recuerdo bien como surgió la idea, aunque creo que fue el Ayuntamiento y otras instituciones de la época quienes la convocaron debido a la gran afición que había. Se salió del Puente Barcas y el control estaba en la Casa del Labrador, y de allí se volvía. La ganamos mi amigo Santiago y yo. Participamos unas diez embarcaciones”' Además de su afición al piragüismo, que abandonó cuando se fue a estudiar a Madrid, Benito que ha trabajado toda su vida en Barcelona como economista también cuenta en su curriculum con la proeza de haber sido uno de los primeros españoles en haber aplicado la informática a la gestión de empresas. En 1968, la editorial Aguilar le publicó un trabajo que había realizado para aplicar en su empresa “Carburos Metálicos”. Este libro, cuya edición ya está agotada se titula “Rentabilidad y moderna gestión de los stocks”. Benito ha cedido dos de los ejemplares que el conserva a la biblioteca municipal Alvarez de Quindós de Aranjuez. “A principios de los años 60 no había nada publicado en cuanto a este tipo de informática aplicada a la economía y yo decidí investigar. Después escribí otros dos libros más, aunque de temática diferente”.


Nota: En la Revista Aguas Vivas nº 24 de febrero de 1979, Antonio Franco Granado comenta su inicios en el piragüismo, primero en el Real Madrid, después en el SEU (Sindicato Español Universitario) de Madrid y postreriormente en 1961 fundaron el Alberche Kayak Club (Sabino Fernandez, Francisco Gonzalez Villar (alias El Guaje), Fausto Garcia Dory, Luis Relimpio, Alfonso Cores, Emilio Cilleros, Luis Venancio, Ton Quiros, José Maria Caballeros, y tuvieron como entrenador a Dante Agustini guardaespaldas de Mussolini, que tras participar en la Olimpiada de Helsinki, pidio asilo politico en España.

Historia del Piragüismo:[14],Historia del Kayak: [15]






D. ANTONIO TALAVERA PALAZON CORRESPONSAL EN ARANJUEZ DE LA AGENCIA EUROPA PRESS, INFORMA DE UNA COMPETICION DE PIRAGÜISMO CELEBRADA EN ARANJUEZ EL 24 DE ABRIL DE 1966.

D. Antonio Talavera Palazón cronista gráfico oficial del Real Sitio y Villa de Aranjuez y corresponsal de Europa Press, informa de una competición de piragüismo celebrada en Aranjuez el 24 de abril de 1966.



Nota de prensa de las pruebas de piragüismo celebradas en el rio Tajo, entre los equipos O. J. E. MARATON, REGION AEREA CENTRAL, EDUCACION Y DESCANSO DE MADRID Y ALPO OVIEDO, con detalle de los vencedores en las modalidades de velocidad y fondo, en K-1 y K-2. (el 24 de abril de 1966)



Luis Maria Díaz Bardales del club Alpo Oviedo, recoge el trofeo de la competición en Aranjuez 1966. (detrás con gafas de sol Antonio Pulido).



José Perurena Equipo Region Aerea Central recoge el trofeo de la competición en Aranjuez 1966



Julio Herrero del del Equipo Region Aerea Central, recoge el trofeo en Aranjuez 1966. (detrás con gafas de sol Antonio Pulido).



Juan Ignacio Escriña Burgos (q.e.p.d.), recoge el trofeo en Aranjuez 1966.



Carlos Peñaranda, recoge el trofeo de la competición en Aranjuez 1966, al fondo Pachi Perurena levanta su trofeo.



Antonio Ferrero Mendoza en Aranjuez 1966, posteriormente en 1974 seria entrenador del club.



Raul Cuadrado del Equipo Region Aerea Central del haciendo el angel en la escalerilla del autobus en Aranjuez 1966.



Jesus Colao del Equipo Region Aerea Central en Aranjuez 1966.



Pedro Cuesta del Equipo Region Aerea Central en Aranjuez 1966.



Raúl Cuadrado y Pedro Cuesta en K-2 y José Perurena, en K-1, todos del Equipo Region Aerea Central (de acuerdo con comunicación del corresponsal de Europa Press, D. Antonio Talavera), con sus trofeos en el rio Tajo Aranjuez 1966.



Raúl Cuadrado y Pedro Cuesta en K-2 y José Perurena, en K-1 y el otro K-1 Jesús Colao, del Equipo Region Aerea Central, con sus trofeos en el rio Tajo Aranjuez 1966.



Equipo Región Aerea Central, Pedro Cuesta Garcia, Raul Cuadrado, José Perurena, Jesús Colao, al frente el Sargento Carrillo (en cuclillas), con los trofeos en la mano, y tres K-1 puestos en pie, (foto que después veremos en más ocasiones) en Aranjuez delante del Restaurante DELICIAS, en 1966 y exactamente en la puerta de la actual instalación "El cercado". ¿Casualidades de la vida?.



Equipo Region Aerea Central, Pedro Cuesta Garcia, Raul Cuadrado, José Perurena, Jesús Colao y al frente el Sargento Carrillo con los trofeos en la mano, con tres K-1 puestos en pie, en Aranjuez delante del Restaurante DELICIAS, en 1966 y exactamente en la puerta de la actual instalación "El cercado".



En el autobus camino de Aranjuez Luis Maria Díaz Bardales del club Alpo Oviedo con gafas en primer plano [1]con Antonio Ferrero Mendoza, 1966.



Después de la competición en Aranjuez 1966., con gafas de sol y camisa de cuadros, a la izquierda, Pedro Cuesta y en el fondo al centro Antonio Ferrero.



Después de la competición en Aranjuez 1966, Luis Escriñá, Antonio Ferrero y Carlos Peñaranda.



EL EQUIPO DE LA REGIÓN AEREA CENTRAL EN EL DESCENSO DEL SELLA son Antonio Ferrero, Sargento Carrilo, Capitan Sousa, L Raúl Cuadrado, Jesus Colao, Jose Perurena y Pedro Cuesta Garcia..



Pedro Cuesta Garcia, nos ha comentado estas fotografías de la historia del club Escuela de Piragüismo de Aranjuez, que hemos incorporado de sus albunes fotográficos en facebook:

Sobre las fotos del año 1966 la verdad es que no puedo hacer muchos comentarios porque el tiempo borra muchos de los recuerdos, si recuerdo que a Aranjuez acudimos porque la Federacion le pidio al Capitan Sousa, que era el responsable del equipo de la Region Aerea Central, que fueramos para promocionar y apoyar el desarrollo del piragüismo en Aranjuez. Recuerdo que formamos las tripulaciones de forma que todas tuvieran oportunidad de ganar algun trofeo, por eso yo palee con Raul Cuadrado y Perurena en K-1 ya que por esa epoca Perurena y yo formabamos K-2 normalmente. Yo por entonces residia en Madrid por motivos laborales, independientemente de que hicieramos la mili en la Region Aerea, todos los que formabamos parte del equipo de la Aviacion procediamos del club Vallehermoso OJE. incluso Julio Herrero al que equivocadamente poneis como perteneciente a Educacion y Descanso (Pertenecio a ese Club cuando comenzo a palear) por el año 1966 ya no existia tal club. Unos años mas tarde si conoci y me relacione, competi y discuti en asambleas y reuniones con palistas y directivos de Aranjuez. Hoy en dia mantengo contacto con algunos, como Gregorio o Cobos. Tambien disfrute en directo en Vichy de los triunfos de Jesus Cobos y Jose Luis Sanchez, las fotos que publicais tambien las hice yo y con algunas mas las tengo colgadas en mi pagina de Facebook. Un saludo



El club ALPO que se menciona en la nota de prensa, en el desfile previo al Descenso del Sella.



En la memoria de la Federación Española de Piragüismo del año 1966, documento titulado circular nº 32/66 en su pagina 8 se relacionan las 10 pruebas realizadas en el año por la Federación Centro y entre ellas:

De estas 10 pruebas realizadas por la Federación Centro, se realizan en Aranjuez, una el 24 de abril de 1966, Regata de Velocidad coincide con la que reporta, D. Antonio Talavera a Europa Press y la otra el 5-6-66 Campeonato en Aranjuez.



El que dos pruebas se realicen en Aranjuez en tan corto espacio de tiempo, indica que no se trataría de algo ocasional.




NOTAS SOBRE LOS COMIENZOS DEL PIRAGUISMO EN ARANJUEZ TAL Y COMO LOS RECUERDA CARLOS MANUEL RAMOS GARCIA.

Carlos Ramos García, Navidad del 2013.



Carlos Ramos García, a su lado Charo que no pertenecían al club, a su lado abrazándolas Aurora Diez, Dolores Hermida Alberti, tumbado en el centro Juan Pablo Albar Ramírez, Fernando de la Vega, Carmen Hermida Alberti y Maite Martínez de Prado tocando la guitarra, fumando Joaquín Suárez Cominero, al fondo jugando a las cartas Santiago Marañón Banegas, Tomas Lahuerta, ¿Guerra?, de pie Joaquín Suárez Olivar q.e.p.d., y Manuel Nieto González el presidente tumbado delante.



¿Cuándo y porqué empezó el piragüismo moderno en Aranjuez?

El cuándo podemos situarlo a mediados los años 60 del siglo pasado.

Estoy seguro en la década, aun sin poder precisar el año, ya que el primer Rapel del Tajo se celebró en 1.970 y ya llevábamos un tiempo practicando este deporte.

El porqué, en mi opinión, se debe a que por aquel coincidieron dos Manolos; el Delegado Comarcal de Juventudes Manuel Díaz Hernández (q.e.p.d.) hombre próximo a todos y abierto a cualquier idea que supusiera mejorar las actividades juveniles y por otra parte el Jefe Local de la O. J. E Manolo Nieto González, “culo inquieto” y “enreda” como el que más.

Creo que comenzamos con cuatro (¿O cinco?) embarcaciones de plástico reforzado con fibra de vidrio, dos K-1 rojas y dos (¿O tres?) K-2 azules.

Debían ser de los primeros modelos nacionales en ese material ya que la cubierta y el casco se habían moldeado independientemente y unidos posteriormente en un reborde que sobresalía del costado de la embarcación.

Recuerdo perfectamente este reborde pues me dejo una marca imborrable en forma de cicatriz bajo mi barbilla.

Lamento los olvidos que pueda tener y me disculpo ante los no citados.

Entre quienes no he olvidado y aún no he citado están:

Fernando Vaquero Asenjo en la orilla del el Castillo con la piragua, bajo la atenta mirada del perro



Fernando Vaquero Asenjo, “el Famba”, con quien navegué muchas millas y con quien cuento volver a hacerlo cuando también a mi me toque cruzar la Estigia.

¿Quiénes empezamos?

Luis Rosario Martínez, “Luisito el Gordo”, el que más ajustado haya entrado jamás en piragua alguna y que remaba como un fiera.

Río Ebro septiembre del año 1969. En la foto: Luis Rosario Martínez, Carlos Ramos García, Francisco José Vadillo, el presidente del club Manuel Nieto González y Fernando Vaquero Asenjo, en el IV Torneo Internacional del Ebro en Septiembre de 1969.



León Romero, “Leo”, el mayor contador de chistes que he conocido.

Joaquín Suárez “El Rizos” primo del otro Joaquín.

Joaquín Suárez, “Samaranch” (q.e.p.d.) duro de roer en competición.

José Vallecillo “Curro” con quien tomé en el agua la salida de la 1ª etapa del Descenso del Ebro.(habíamos volcado of course)

Antonio Díez ”El Tibu”, que acabó siendo loquero.

¿Pachi y Nico Graciani en una K-2 sobre la presa del Molino delante del Jardín de la Isla.?



Francisco Graciani Manzanares "Pachi Graciani", Esta fotografía que hemos encontrado en los archivos de la Federación Española de Piragüismo tiene una nota de su puño y letra que dice "piragua de aluminio con las mismas palas día 5-3-67, después de esta compre una K-2 tipo Sella que regale a la escuela de piragüismo de Aranjuez. En la actualidad y desde que di la K-2 dispongo de una embarcación con la que disfruto con mis paseos por mi rio y con la pesca". saludos



Estos tres documentos de Francisco Graciani Manzanares "Pachi Graciani" lo hemos encontrado en la F. E. P. y los reproducimos aquí por su interés.



“Nico” Graciani, mi compañero de K-2 en las primeras competiciones

Pepe Colodrero, charnego en la actualidad.

Más jovencitos: El pequeño de los Rodríguez, el primer campeón que dio el Club aunque ya fuera de mi época. El pequeño de los Serrano que se llevó un buen susto en el 1er Rapel del Tajo.

En primer plano Carlos Ramos Garcia y Fernando Vaquero Asenjo en K-2, en el fondo Felipe Rodríguez en K-1.



Y nuestras chicas, valientes como las que más, Carmen y Dolores Hermida, Aurora Díez hermana del “Tibu”, Maite, …….

Manuel Nieto González el presidente del club, Maite Martínez de Prado la protagonista del anuncio de los relojes CITIZEN, Juan Pablo Albar Ramírez, Joaquín Suárez Cominero cocinero de la paella, Maria del Carmen Orriols Llanos, la primera dama que en 1972 participo en un Campeonato de España de carreras en línea de canoa-kayak en aguas tranquilas con la Federación Centro (club Aranjuez O. J. E.) y al fondo Santiago Marañón Banegas.



¿Cómo empezamos?

Pues podemos decir que “a huevo”. Antes de recibir nuestros primeros barcos lo más cerca que habíamos visto una piragua había sido en el cine de Canina ó en el de Enfiesta durante la proyección del NODO.

Como estas primeras embarcaciones no tenían cámaras de flotación se podían ir a pique con una cierta facilidad así es que para evitar riesgos al material (aunque no a nuestras cabezas) empezamos a practicar el equilibrio sobre la piragua en: ¡La pileta que había junto al Salón de Actos del Instituto de Enseñanza Media!

Digo yo que sería esa la razón de utilizar tan original lugar de entrenamiento pues los que intentábamos mantenernos sobre las piraguas éramos curtidos nadadores; de las generaciones que habíamos aprendido a nadar en los caces (el de la Calle Tilos, el de la Calle Sin Salida, etc.) y después, verano tras verano, recorríamos a nado el rio desde El Embocador hasta el Puente de Barcas

Una vez conseguimos un más ó menos precario equilibrio pasamos a dar las primeras paladas en el charcón de la Casa del Reloj que por aquel entonces era de acceso libre.

Y de ahí ¡al rio!

La “piragüera” estaba en el local que tenia la OJE en el Patio de Atarfe, sacábamos las piraguas por una de las ventanas que daban al patio y desde allí, a puro hombro, al embarcadero que había junto al Delicias.

De aquellos primeros años recuerdo a una pareja de recién casados que intentaron descender el rio desde Aranjuez hasta Lisboa (13 de Agosto de 1970). [16], [17] y en la hemeroteca de la Vanguardia:TAJO

El diario “Pueblo” cubría su aventura que empezó en el Puente de Barcas, desde el que los acompañamos hasta la Junta de los Ríos, Manolo Nieto y un servidor en sendas K-1.

Quizás fuera la aventura de esta pareja la que nos hizo plantearnos el hacer nuestro propio descenso que nos propusimos fuera desde el pié de presa de Entrepeñas hasta la frontera portuguesa.

Dado que todos teníamos obligaciones laborales ó académicas fraccionaríamos el descenso de manera que pudiera hacerse en dos periodos de Semana Santa y quizás algún día suelto más.

Para abrir boca y foguearnos un poco hicimos Aranjuez- Toledo un buen día sin mayores problemas que el llegar a Toledo a las tantas de la noche con el consiguiente mosqueo de quienes nos estaban esperando.

En ese recorrido me impresionó el darnos de bruces con varios cadáveres casi momificados de cabras u ovejas ahogadas durante alguna riada ó tiradas al rio tras su muerte. Colgaban de ramas secas de los árboles del margen y me trajeron a la memoria a los malogrados hijos del conde de Mayalde, que fuera Alcalde de Madrid durante muchos años. Se ahogaron mientras cazaban patos desde una embarcación y sus cuerpos tardaron años en ser encontrados.

Esto nos animó para intentar el Entrepeñas-Aranjuez que, gracias a Dios, no pudimos ni empezar a la primera ya que las piraguas se cayeron del vehículo que las transportaba antes de llegar al Puente de la Reina y quedaron seriamente dañadas.

Digo gracias a Dios porque viendo las dificultades que encontramos cuando conseguimos hacerlo, con mucho mejor material y con más experiencia y apoyos en tierra, lo hubiéramos pasado bastante mal ó bastante peor.

Después de reparar los barcos Manolo Nieto consiguió que rodáramos un anuncio para una marca de relojes, lo que nos proporcionó pasta suficiente para renovar la flota.

Joaquín Suárez Cominero cocinando una paella, Maria del Carmen Orriols Llanos agachada, la primera dama que en 1972 participo en un Campeonato de España de carreras en línea de canoa-kayak en aguas tranquilas con la Federación Centro (club Aranjuez O. J. E.) y Maite Martínez de Prado de pie, la protagonista del anuncio de los relojes CITIZEN, que menciona Carlos Ramos.



Si no mal recuerdo nos hicimos con al menos dos K-1, dos K-2 de pista y dos K-2 de rio mucho más modernas de formas y más ligeras que nuestras lesionadas reliquias.

Las compramos a Marugán, de Zaragoza, y me tocó ir a recogerlas con un camión de Gálvez. Un Pegaso de aquellos con la cabina de plancha ondulada tan típica que acabo siendo denominación “chapa Pegaso”.

Las cabinas y las suspensiones de aquellos camiones no eran como las de los que circulan ahora. Recuerdo que llegué a Aranjuez completamente ronco y con dolor de garganta. Según el chofer del camión mis dolencias eran normales en los novatos y se debían a las vibraciones del motor y a los saltos que se daban por aquellas carreteras.

Después de recibir las nuevas embarcaciones ya estuvimos en condiciones de comenzar la 1ª parte del Descenso que cubrimos en tres ó cuatro etapas (25-26-27 y 28 de Marzo de 1970). En alguno de los pueblos cercanos al rio, con cuyos Alcaldes había contactado Manolo Díaz nos dejaron algún sitio donde dormir y creo recordar que (posiblemente en Fuentidueña) nos dieron un papeo que fue muy agradecido.

Un pequeño problema que encontramos al pasar la Central Nuclear de Zorita de los Canes fue que nos quedamos sin río. En efecto todo el caudal se iba al canal de refrigeración de la Central y el cauce del rio se convertía en una junquera por la que transcurría un pequeño regato.

"La presa es impracticable, piraguas al hombro", aquí se inicia el Descenso de Entrepeñas a Aranjuez, los días 25-26-27-28 de Marzo de 1970.



"Muy cerca se ven espumas saltando entre peñascos, la tripulación guia espera el agrupamiento", en primer plano Carlos Ramos y Fernando Vaquero Asenjo, Descenso de Entrepeñas a Aranjuez los dias 25-26-27-28 de Marzo de 1970.



León Romero y Fernando Vaquero Asenjo "Aunque las fuerzas fallan ( Aupa pirañas) seguimos", Descenso de Entrepeñas a Aranjuez los dias 25-26-27-28 de Marzo de 1970.



"Para chico, comemos en Estremera", Descenso de Entrepeñas a Aranjuez los dias 25-26-27-28 de Marzo de 1970.



"Salimos juntos entramos juntos", las cuatro K-2 pasan debajo del puente del Castillo llegando desde Entrepeñas son Manolo Nieto González con Joaquín Suárez Olivar, Carlos Bermejo con Santiago Marañon Banegas, la del centro pueden ser León Romero con “Nico” Graciani y al fondo Carlos Ramos Garcia con Fernando Vaquero Asenjo el día 29 de Marzo de 1970.



La llegada de las cuatro embarcaciones K-2, (3 modelo Sella y una Glider) al Puente Barcas en Aranjuez, que salieron de Entrepeñas el día 25 de Marzo de 1970.



La llegada de dos de los K-2 , uno con Manolo Nieto y Joaquín Suárez Olivar, el otro con Carlos Bermejo y Santiago Marañon Banegas, el día 29 de Marzo de 1970.



Solo cabían dos soluciones, echar pié a barro (no se podía decir tierra), clavarse hasta las rodillas y cargar con la piragua ó pasarlo a “rastraculillo”, es decir agarrarse a los juncos ó a lo que se pudiera y tirar al tiempo que se levantaban las posaderas de la piragua.

Fernando Vaquero Asenjo El Famba y yo escogimos la segunda solución y aunque nos llevó su tiempo acabamos de atravesar aquella trampa con los pies impolutos.

Nos impresionó la limpieza de las aguas del rio hasta muy cerca de Aranjuez. A la altura de Valdajos vimos algún que otro lucio cerca de las orillas acechado a sus presas.

Esta limpidez de aguas he llegado a verla, lamentablemente un único día de mi vida, en el Puente de Barcas. Desde el embarcadero del Delicias se podía ver el fondo del rio.

Que los expertos me cuenten como es posible que el desaguador del caz que vierte un poco por encima del Embocador lleve un agua cristalina y el rio al que vierte el agua que todos conocemos. ¿De verdad que esto no puede corregirse?


Informe de original de la 1ª parte del Descenso : [18]

La experiencia adquirida en esta primera parte del descenso nos sirvió para mejorar sustancialmente la planificación y la logística de la segunda parte (4 al 11 de Abril de 1971).

Nos hicimos con planos de Ejercito de todo el recorrido y sobre ellos ayudándonos de un planímetro diseñamos las etapas que intentamos pudieran cubrirse en un máximo de 8 ó 9 horas.

Planificamos también los puntos de encuentro con la furgoneta de apoyo por tierra que nos acompañaría durante todo el recorrido y con la que estaríamos en contacto, aunque por razones de cobertura no constantemente, por medio de unos “walkie-talkies”.

En la furgoneta además de tiendas de campaña y nuestros equipajes viajaban embarcaciones y remeros de repuesto.

La salida la tomamos al pié de la primera presa que existe aguas arriba del Puente de Alcántara que da acceso a Toledo.

Si no me equivoco la primera etapa acabó en Talavera de la Reina, allí acampamos en un terreno en que se celebraban las Ferias de Ganado situado aguas arriba de la ciudad. Fue el primer y único día en que utilizamos las tiendas de campaña ya que durante la noche nos cayó más agua que cuando enterraron a Zafra y al tener que recoger las tiendas mojadas quedaron inservibles para el resto del descenso.

En aquellos tiempos el Jarama era una completa cloaca y a partir de la Junta de los Ríos se navegaba por un agua negruzca, maloliente y con cantidad de “cosas” flotando o en suspensión. Tanto es así que en la presa desde la que salimos la espuma nos cubría. No podíamos remar, solo sacudir la espuma para que nuestras narices sobresalieran de ella.

No mucho antes de llegar a Talavera nos quedamos alucinando con una macro colonia de garcetas que se había establecido sobre unos árboles de la margen izquierda y que parecían nevados por los cientos de pájaros que se posaban sobre ellos.

Y antes de eso, a la altura de Malpica de Tajo, tuvimos un “encuentro” con la Guardia Civil que había escuchado nuestras conversaciones a través de los walkies y estaban bastante mosqueados. Aclarado que éramos gente de bien seguimos travesía.

En la segunda etapa volvimos a encontrar aguas limpias pues el Embalse de Valdecañas, el primero de los grandes embalses con los que nos tocaría pelear, actuaba como vaso de decantación y ya hacia la mitad de su longitud navegábamos por aguas como Dios manda.

Aguas abajo los Embalses de Almaraz, de Torrejón y los dos de Alcántara. El inolvidable paisaje del Parque Natural de Monfragüe con las rapaces sobrevolando las escarpas que rodean el cauce del rio y las orillas plenas de vegetación virgen de intervención humana.

En la plaza de Garrobillas, León Romero Garcia, Joaquín Suárez Cominero, Fernando Vaquero Asenjo y José Luis Rodríguez Romero, durante el Descenso desde Castrejón a Cedillo los días 4 al 11 de Abril de 1971.



Puede que fuera en Garrovillas donde hicimos noche en el casino del pueblo. Yo dormí sobre una mesa de billar y no lo hice del todo mal. Los que se montaron “camas” uniendo sillas lo tuvieron algo más crudo.

Tras la presa de Alcántara Uno el impresionante Puente Romano de Alcántara. No muchos kilómetros aguas abajo el rio comienza a ser frontera entre España y Portugal. Prácticamente a partir del pié de presa del embalse de Cedillo el Tajo se convierte en Tejo y pasa a ser totalmente lusitano.

Incidente camino de Cedilla, que no cuenta Carlos Ramos, una piragua se avería y tienen que volver a pie, Fernando Vaquero Asenjo y Carlos.



La presa de Cedillo marcó el final de nuestro descenso al que Fernando Vaquero Asenjo y yo no conseguimos llegar. Uno de los K-2 de pista rompió el timón y dado que íbamos retasados, hacia bastante mal tiempo y quedaba un embalse por atravesar antes de llegar al final donde nos esperaban las asistencias decidimos ceder nuestro K-2 de rio, que remolcaría al averiado, y que intentaríamos llegar a pié a algún pueblo cercano.

A diario teníamos una reunión en la que se estudiaba sobre planos la etapa del día siguiente por lo que teníamos una ligera idea de donde estábamos y donde, más ó menos, encontraríamos alguna población (o eso nos creíamos).

En marcha Descenso desde Castrejón a Cedillo los días 4 al 11 semana Santa de Abril de 1971.



Un descanso en el Descenso desde Castrejón a Cedillo los días 4 al 11 de Abril de 1971, Carlos Ramos Garcia, Fernando Vaquero Asenjo, Fernando Novales Parra, Santiago Marañon Banegas, Carlos Bermejo y José Luis Rodríguez Romero.



Saludando palas en alto en primer plano Francisco José Vallecillo (Curro)-José Luis Rodríguez, En el centro Carlos Bermejo-Santiago Marañon Banegas, atrás Carlos Ramos-Fernando Novales Parra, al fondo el Presidente Manolo Nieto González-Fernando Vaquero Asenjo.



Saludando "palas en alto"



Avituallamiento con el equipo de apoyo: El Presidente Manolo Nieto González, Santiago Marañon Banegas, Antonio Sánchez Gil, Fernando Vaquero Asenjo, Enrique Suárez Cominero, José Luis Rodríguez Romero, Carlos Bermejo, José Colodrero Lozano, Fernando Novales Parra, Joaquín Suárez Cominero.



Comenzamos a andar un camino que salía de la playa donde habíamos parado y no muy lejos del rio dimos con un cortijo donde estaban elaborando queso y en el que nos dieron un tentempié e indicaciones para llegar al pueblo.

Eso después de que se recuperaran de la impresión de ver en plena Semana Santa a un par de dos en bañador ,con sendas palas en las manos, cubiertos con un chubasquero ligerísimo, un chaleco salvavidas y un cubre bañeras colgando de la cintura El chaleco y el cubre nos los llevamos pues daban algo de calor y el tiempo estaba chungo.

Recuerdo que nos dijeron que siguiéramos un camino y que al llegar a una cierta distancia encontraríamos un cruce. Que no cogiéramos ni el desvío de la derecha ni el de la izquierda sino que siguiéramos por el camino del medio.

Pues muy bien……salvo que no había camino del medio.

Fernando, que era más optimista que uno que yo me sé, me mira todo serio y dice: ¡Voy a pedir un taxi!

Dicho y hecho, se puso a gritar ¡Taxi! a todo pulmón en medio de aquellas lomas que no te dejaban ver más allá que a unos pocos metros de tus narices.

En estas estábamos cuando oímos el ruido de un motor, nos echamos a correr en dirección al ruido y; milagro del Señor, aparece una furgoneta conducida por un vecino de un pueblo cercano que había ido a una dehesa a buscar unos corderos para celebrar el Domingo de Resurrección.

Este buen samaritano nos acerco al pueblo y por medio de la Guardia Civil comunicamos a la presa de Cedillo donde estábamos para que una vez hubiera llegado todo el mundo al fin de etapa pasaran a recogernos.

No fue esta la única aventura que compartimos Fernando Vaquero Asenjo y yo.

En uno de los pueblos en que descansamos un vecino nos ofreció refugio para pasar la noche en un almacén de piensos de su propiedad que tenía espacio disponible. Lo aceptamos gustosos y al día siguiente fue a vernos pasar por una finca suya que atravesaba el río y donde había una playa en la que podíamos parar para comer algo.

Para hacerle una gracia intentamos atravesar con la piragua una pesquera que allí había. Lo que no calculamos desde tierra es que la olita que se veía en la pesquera era una señora ola que pasó sobre nuestras cabezas cuando la atravesamos, arrancó los cubres, y nos hizo naufragar de malas maneras.

La piragua se fue a pique y nosotros las pasamos bastante canutas para llegar nadando a la orilla pues la corriente no era ninguna broma y los pedruscos del cauce mucho menos.

Un descanso para comer en el Descenso desde Castrejón a Cedillo los días 4 al 11 de Abril de 1971, en el lateral del autobús se puede ver el distintivo de la Diputación Provincial.



Después del incidente reanudamos la marcha.



Como nuestra furgoneta de apoyo estaba allí con las provisiones cogimos una de las piraguas de repuesto y seguimos ruta.

Aunque la verdad es que no teníamos tiempo para algo que no fuera remar, comer e intentar descansar, hubo un conato de ligue prometedor en uno de los pueblos en los que paramos.

Tan prometedor que ya me veía recitando a Lorca. …y yo me la llevé al río…..

Con lo que no contaba es que Fernando no se iba a separar de mí ni a tiros hasta hacerme tirar la toalla.

Cuando la moza nos dejó me confesó que no quería protegerme de los encantos de la susodicha por ninguna razón de moral, higiene, ni buenas costumbres sino simplemente porque al día siguiente teníamos que hacer un puñado de kilómetros y no le apetecía nada tirar de mí.

En la furgoneta vuelta de Cedillo, en primer plano Carlos Ramos con gafas, Fernando Vaquero Asenjo con la tirita en la cara, y Francisco José Vallecillo, detrás Carlos Bermejo y José Luis Rodríguez, al fondo José Vicente Colastra, todos parecen un poco cansados.



Y hasta aquí lo que da de si mi recuerdo del Descenso del Tajo.



No todo eran actividades exclusivamente lúdicas, también organizamos algunas competiciones y participamos en alguna externa.

Quizás por que las segundas piraguas se las compramos a Marugán, que era junto con el Club de Natación Helios de Zaragoza uno de los organizadores del Descenso del Ebro recibimos una invitación para participar en el del año 1969.

Alto en el Camino, a la izquierda el conductor de la furgoneta, que es el padre de los hermanos Puertas, a su lado el presidente del club "Las Pirañas del Tajo" Manolo Nieto González, en el centro Fernando Vaquero Asenjo que señala con el dedo el mural que se ve en la ventana trasera de la furgoneta "IV Descenso Internacional del Ebro, 6 y 7 de Septiembre de 69", a continuación Francisco José Vallecillo con corbata y Carlos Ramos Garcia, agachados Luis Rosario Martínez y Joaquín Suárez Olivar



Río Ebro año 1969, vuelta a Aranjuez. En la foto: Luis Rosario Martínez, el conductor de la furgoneta es el padre de los hermanos Puertas, Carlos Ramos García, Fernando Vaquero Asenjo, Francisco José Vadillo, José Joaquín Suárez Olivar y el presidente del club Manuel Nieto González, con el trofeo del IV Torneo Internacional del Ebro en el patio de la Casa Atarfe, cuando vuelven de Zaragoza 1969.



Patio Atarfe septiembre del año 1969, En la foto: Carlos Ramos García, Francisco José Vadillo, Luis Rosario Martínez, Fernando Vaquero Asenjo, Manuel Nieto González y José Joaquín Suárez Olivar con el trofeo del IV Torneo Internacional del Ebro que nos regalaron con motivo del 25 aniversario del club.



Río Ebro año 1969. En la foto: Dos señoritas sin identificar, Luis Rosario Martínez, José Joaquín Suárez Olivar, el conductor con gafas es el padre de los hermanos Puertas, Manuel Nieto González, Francisco José Vadillo, Carlos Ramos García.



Debió celebrarse a finales de Septiembre puesto que en las fotos que conservo de nuestro regreso a Aranjuez se ve el patio de Atarfe preparado para las verbenas.

Ese descenso se efectuaba en dos ó tres etapas que cubrían un día cada una.

En aquella época la verdad es que éramos bastante “pinchos”, pero también es verdad que los debía haber peores que nosotros porque conseguimos una copa por equipos.

De aquel descenso solo recuerdo que Curro y yo empezamos nadando la primera etapa y que le comencé con barbas y volví a Aranjuez rapado ya que al visitar a mi abuelo materno, que vivía en Zaragoza, recibí de este amenazas de repudio si no me afeitaba. Pongo a Luis Rosario de testigo ya que me acompaño en la visita.

Por aquella época el mejor Club de piragüismo de España creo que era el Vallermoso O. J. E. de Madrid.

Uno de los que para nosotros eran mitos de nuestro piragüismo, Pachi Perurena, (En la memoria de la Federación Española de Piragüismo de 1970 en su pagina 10 figura que José Perurena López dirige en Aranjuez un curso de Iniciación y otro de Perfeccionamiento) pertenecía al Vallermoso aunque creo que en aquellas fechas ya estaba retirado de la competición.

Estuvo con nosotros unos días conociendo el Club y aconsejándonos en varios aspectos.

Creo que con su ayuda organizamos los primeros Campeonatos a los que invitamos al Vallermoso y a algún club más.

Se celebraron pruebas de K-1 y K-2 sobre varias distancias y para diversas categorías con salidas en la zona del Castillo y las llegadas de las pruebas más largas en el Puente de Barcas.

Muy hábilmente además de las pruebas abiertas a todos los inscritos reservamos algunas solo para palistas locales. Éramos tan nuevos que de no hacerlo así no nos hubiéramos comido un colín ni levantado un trofeo.

Además, anualmente, celebrábamos campeonatos sociales que salían baratos porque los ganadores solo recibían la enhorabuena.

K-2 Campeonatos Sociales de "Las pirañas del Tajo" año 1971. Carlos Ramos García y Fernando Vaquero Asenjo, en el primer K-2 de MADERA.



Después de remar, Carlos Ramos García, con barba y gafas, charla con Santiago Díaz con el bañador de rayas, Felipe Rodríguez Romero, Fernando Vaquero Asenjo “Famba” con bombachos, ambos de espaldas, a la derecha, Manuel Nieto González con gorro y un asiento en la mano, y a su lado Antonio Sánchez Gil.



Y hasta aquí mis recuerdos. La vida siguió su curso y nosotros con ella. Manolo Díaz se fue a Santander a dirigir unas Instalaciones Deportivas, Manolo Nieto acabó su carrera y empezó a currar, yo me tuve que plantear más en serio mi futuro y chapar como no había hecho antes, Nico Graciani se casó, y así unos y otros.

Por aquellas cosas que suceden la semilla que sembramos, quizás sin pretenderlo, cayó en tierra fértil y cuando vuelvo a mi pueblo sigo viendo chavales paleando sobre las aguas del Padre Tajo.











Nota de José Luis Rodríguez: He añadido entre paréntesis y en cursiva para una mejor comprensión las fechas, en el caso de los novios por la prensa de la época, en los otros por el informe realizado para la Diputación Provincial de Madrid de fecha 15 de Abril de 1970, [19] y una hoja adjunta OBJETIVO PORTUGAL que comienza así: Proeza del grupo de piragüismo de la O. J. E. de Aranjuez [20] que lo describe como los preparativos para un descenso hasta Portugal en el que ya participarían piragüistas damas, todo este material junto con las fotografías de ambos recorridos que incorporamos, me los ha facilitado José Vaquero hermano de Fernando Vaquero Asenjo (q.e.p.d.), y una mención a los cursos de Iniciación y Perfeccionamiento que José Perurena López dio en Aranjuez en 1970 y que se citan en la Memoria de la F. E. P. de ese año y que también nosotros hemos recogido en el resumen del año 1970.






APOSTILLAS A LAS NOTAS SOBRE LOS COMIENZOS DEL PIRAGUISMO EN ARANJUEZ TAL Y COMO LOS RECUERDA CARLOS MANUEL RAMOS GARCIA.

No quiero dejar de comentar con un poco de detenimiento alguno de los aspectos que provocaron mi distanciamiento del Club de Piragüismo O. J. E. desde la perspectiva que da el tiempo transcurrido desde entonces.

El principal motivo que tuvimos todos para comenzar nuestro alejamiento fue el más prosaico de todos. Crecíamos, pasaban los años y teníamos que pensar cada día más seriamente en ganarnos las lentejas. (Preferiblemente con jamón y chorizo)

El segundo tuvo bastante que ver con las diferentes interpretaciones que en un momento determinado se pudieron hacer de la misión del Club respecto a sus afiliados.

En un primer momento los piragüistas encuadrados en el Club éramos gente joven, pero no niños precisamente. Aunque no fuéramos unos crápulas nuestros estilos de vida no eran los de deportistas de alta competición. O sea, que el Club estaba muy bien para disfrutar del rio, hacer que competíamos y poco más. Pero empezaron a incorporarse nuevos chavales, sin nuestras limitaciones, y con ganas de ser alguien en este deporte.

El más destacado de estos chavales y a cuenta de quien se provocó el “cisma”, fue Felipe Rodríguez Romero

Felipe quería prepararse para la Competición de 1er nivel lo que obviamente no le permitía participar normalmente en el resto de actividades de la Organización.

Esto llevo a que ocurriera un choque de sensibilidades y de opiniones sobre que debía primar, si una participación en todas las actividades de la Organización, o era suficiente con participar seriamente en el Club.

Algunos de los “mayores” y yo mismo fuimos de esta última opinión. La gente que estaba al mando de la Organización en aquel momento fue de la primera y los que la impusieron.

La verdad es que la discusión era un tanto peregrina porque teníamos piragüistas femeninas que obviamente no participaban en otra actividades de la O. J. E. ya que ni siquiera estaban afiliadas (que yo sepa)

Como muchos de los que puedan leer estas líneas serán gente joven quiero hacer un poco de Historia:

La O. J. E. (Organización Juvenil Española) se fundó en 1.960 como organización encuadrada en el Frente de Juventudes.

Aunque hoy nos suene muy pomposo la O. J. E. se definía como “un movimiento fundado para la hermandad y entrenamiento de los jóvenes que deseen hacer de su vida un permanente acto de servicio a la justicia y a la Patria, dentro del espíritu cristiano de nuestros mayores”. Sus primeros afiliados y mandos provenían de las antiguas Falanges Juveniles.

También se heredaron el material deportivo, los locales de reunión etc.

En Aranjuez, Manolo Díaz Hernández, del que ya he comentado fue Delegado Comarcal de Juventudes, quiso abrir a toda la juventud del pueblo el local sito en la Casa de Atarfe que anteriormente fuera para uso exclusivo del Frente de Juventudes.

Para ello remodelamos interiormente el local, abriendo puerta acceso por la calle San Antonio además de por el patio y dejando varias zonas de uso libre en las que se instalaron maquinas recreativas (ping balls), mesas de ping-pong y de billar y una pequeña barra tras la que el Conserje vendía refrescos, palomitas y chucherías. Otras zonas eran para uso exclusivo de los afiliados a la O. J. E y se dedicaban básicamente para celebrar reuniones, efectuar actividades varias y almacenar material.

Digo remodelamos porque fuimos muchos de los afiliados los que realizamos con nuestras manos gran parte del trabajo físico que implicaron las obras de remodelación del denominado coloquialmente “Hogar”.

Los que quedábamos de aquella primera hornada sentíamos aquello, Club, instalaciones,…..como algo realmente nuestro y creo sinceramente que teníamos sobradas razones para ello.

Por otra parte habíamos sido elementos con responsabilidades destacables en la Organización, de hecho yo fui Jefe Local durante una época, y pensábamos que el espíritu que habíamos inculcado en la misma era el correcto por lo que nos molestaba que personas recién llegadas a esas responsabilidades pretendieran cambiar ese estilo de vida y pensamiento por una simple cuestión de dogma (O de interpretación del dogma)

O quizás simplemente no teníamos ganas de que nos tocaran los pelendengues.

Comprenderéis que no dé más nombres que el de Felipe pues algunos de los que podría citar ya no están entre nosotros y obviamente no pueden desmentirme.

Fin.

En Cartagena a 25 de Mayo del 2011






ANTECEDENTE DE LA FUNDACIÓN DEL CLUB PIRAGUISMO ARANJUEZ (C. P. A.)

Imagen jpg en baja calidad, para descargar el documento en formato pdf hacerlo en la sección de documentos y referencias o en el enlace incrustado en el texto.



El antecedente que impulsa la creación de un nuevo club, que se llamará CLUB PIRAGUISMO ARANJUEZ (C. P. A.), lo encontramos en una carta [21] de fecha 7 de Mayo de 1972, en la que los doce piragüistas que se relacionan a continuación solicitan a la Federación Centro de Piragüismo, su baja del Club O. J. E. de Aranjuez, son:

Manuel Quintana Ortega, José Luis Rodríguez Romero, Fernando Vaquero Asenjo, Felipe Rodríguez Romero, Javier Rodríguez Romero, José Vallecillo (consta una indicación “directivo”), Carlos Manuel Ramos García (sin firmar), Jesús Espada Espada, Gregorio López Garcia-Casarrubios, Miguel A. Pacheco Escribano, Manuel Santiago Díaz, Francisco Cibrán Bollain.

Manifiestan su desacuerdo con la prohibición para remar y la posterior expulsión de Felipe Rodríguez, y la consideración de nuestra actividad como “para paseo nuestro” y complementaria de una organización juvenil, con otras actividades principales, no tolerando a los que desean dedicarse en exclusiva al piragüismo federado y “competir para mediante nuestra dedicación plena llevar el nombre de nuestro club a los más recónditos rincones de nuestra geografía”. En este documento se hace referencia también al proyecto de realizar el descenso completo desde el alto Tajo hasta Portugal del que se han realizado los preparativos (que hemos documentado anteriormente) "y que ya no podrá ser desarrollado".

Constituye por tanto:

“UN MANIFIESTO EN FAVOR DEL PIRAGUISMO DE COMPETICIÓN”

Posteriormente Carlos Ramos en unas apostillas que nos ha remitido con fecha 25 de Mayo desde Cartagena y que se han incorporado al final de su relato, explica mas detalladamente este conflicto.

Al manifestar su opinión, se confirma el criterio por el cual le consideramos como uno más, a pesar de que falta su firma.

CONTINUAR EN EL SIGUIENTE CAPÍTULO. EL REGIMEN JURÍDICO.

VOLVER AL INDICE.